Tutorial bolas de navidad con macramé

 

¿De qué color es tu navidad? La más tradicional es en colores rojos y blancos, aunque los tonos relacionados con la naturaleza están empezando a ganar terreno: los tonos marrones, beige y verdes que evocan un bosque hibernal. Hoy te propongo una nueva idea para que llenes de color tu navidad y que tenga un toque romántico. ¿Qué tal si le añadimos toques de rosa empolvado que den un toque boho a tu árbol de navidad? ¡Pues hoy te enseño a crear desde cero un entramado que envuelva tus bolas de navidad con macramé y acaben haciendo que tu decoración sea única! ¿Empezamos? 

 

Materiales: 

  1. Cuerda de macramé de Naturtelas de 2mm en tono rosa maquillaje
  2. Tijera macramé de Naturtelas
  3. Bolas de navidad transparentes
  4. Cepillo metálico para peinar mascotas
  5. Cinta métrica
  6. Un vaso

Empieza cortando 12 cabos de cuerda de macramé de 65 cm cada una. Quita la parte superior de la bola de navidad transparente (la que lleva la cuerda) para que podamos trabajar más cómodamente. 

 

Coge uno de los 12 cabos, estíralo sobre la mesa, y anuda partiendo de en medio (muy importante este punto) los 11 cabos con un nudo alondra. Mira la imagen para saber cómo hacerlo:

Coge un vaso para que nos sirva de soporte para que la bola de navidad transparente no se mueva mientras trabajamos en ella. Envuelve con el mini tapiz toda la parte superior de la bola y anuda el final con un nudo doble simple.

En este trabajo realizaremos el punto más básico del macramé: el nudo cuadrado (o square knot).

A tener en cuenta para cualquier punto que hagamos en macramé: Cada punto de macramé se compone de dos pasos: uno paso inicia o define el punto y el segundo paso lo reafirma (lo anuda y lo deja firme para que no se mueva). 

Para realizar el nudo cuadrado necesitaremos usar dos de los cabos que hemos colocado. En el nudo cuadro, las hebras que “trabajan” son las de los extremos. 

El primer paso es crear un 4 y pasar el cabo por en medio del espacio que ha quedado libre. Estira bien las hebras que quedan en los extremos y fíjalo arriba del todo. Iniciamos el segundo paso del nudo cuadrado. Con los cabos se forma un 4 invertido. Pasa la cuerda larga por en medio del agujero que crea el 4. Estira bien las hebras que quedan en los extremos y fíjalo arriba del todo. 

Repite esto a lo largo de toda la primera fila de la bola.

Para hacer la siguiente fila, seguiremos haciendo este tipo de nudo pero alternado, cogiendo 2 que han resultado del primer nudo y 2 del nudo del de al lado. En vez de atarlos bien juntos a los que ya hemos creado, vamos a ir dejando un espacio de 2 dedos de distancia. 

Repite lo mismo dando una segunda vuelta a la bola. 

Realizaremos lo mismo en otras dos segundas vueltas, siempre alternando los cabos que hemos usado y así se creará el entramado que estamos buscando y totalmente adaptado a la forma de la bola. 

Hemos llegado al final de la bola. Vamos a coger un trozo de cuerda extra de unos 60 cm para anudar todos los cabos que han sobrado y hacer un nudo. 

¿Qué hacemos con los cabos que sobran? Puedes dejarlo así tal cual o “despelucharlos”, dándole un aire más boho. Para hacer esta segunda opción, como sabrás, la cuerda de macramé suele estar formada por varios cabos entrelazados en espiral. Vamos a separarlos desenredarlos girando del lado contrario del que está puesto. 

Llegó el momento de peinarlos. Puedes usar un peine plano pero lo que realmente es más práctico, es usar un cepillo metálico para peinar mascotas. Estos cepillos metálicos pueden dañar la mesa de trabajo, te aconsejo que la protejas. 

Corta a la medida que más te guste, coloca de nuevo el soporte de la bola de navidad, cámbiale la cuerda por un trozo de cuerda de macramé del mismo tono rosado y… ¡bolas listas para colgar en el árbol!

 

Tutorial de Susana Escudero, @sisukas_little_hands_ 

 

Leave a comment

All comments are moderated before being published

Telas que inspiran

¿Ya tienes claro cual va a ser tu próximo proyecto?

Pues ya sólo queda elegir la tela y disfrutarlo.